jueves, 6 de diciembre de 2018

Difusiones

Whatsapp
Mensaje de la Divina Misericordia "Quiero entrar en la difusión" al +34 644 83 16 35
Padre Adolfo
"Deseo recibir publicaciones diarias del Padre Adolfo" al +52 14492062206
Padre Sam bit.ly/2L7f12P
EUK MAMIE
"Alta difusión" al +34 680111088
Chesterton tv https://t.co/JEH6TeZCti
Divine Mercy conta.cc/1GAvoxE
10 minutos con Jesús http://www.10minconjesus.net
Palabra de Vida http://smcana.es/palabra-de-vida
https://abogadoscristianos.es

martes, 20 de noviembre de 2018

San José en el Diario de Santa Sor Faustina

2 de febrero [1936]. Por la mañana, al despertarme al sonido de la campanilla, me entró un sueño tan
grande que no logrando despertarme del todo, di un salto al agua fría y dos minutos después el sueño
se me quitó. Al venir a la meditación (70) se agolpó en mi cabeza toda una confusión de pensamientos
necios y luché durante toda la meditación. Lo mismo ocurrió durante las plegarias, pero cuando
comenzó la Santa Misa, en mi alma reinó una extraña calma y alegría. En ese momento vi a la
Santísima Virgen con el Niño Jesús y al Santo Anciano [221] que estaba detrás de Nuestra Señora. La
Santísima Virgen me dijo: Aquí tienes el tesoro más precioso. Y me dio al Niño Jesús. Cuando tomé
al Niño Jesús en brazos, la Virgen y San José desaparecieron; me quedé sola con el Niñito Jesús: Le
dije:
609 Sé que eres mi Señor y Creador, a pesar de ser tan pequeño. Jesús tendió sus bracitos y me miraba
sonriendo, mi espíritu estaba lleno de un gozo incomparable. De repente Jesús desapareció y la Santa
Misa llegó al momento de acercarse a la Santa Comunión. Fui en seguida con otras hermanas a tomar
la Santa Comunión con el alma llena [de su presencia]. Después de la Santa comunión (71) oí en el
alma estas palabras: Yo soy en tu corazón el mismo al que tuviste en tus brazos. Entonces rogué al
señor por cierta alma [222] para que le concediera la gracia en la lucha y le quitara esa prueba. Se
hará según pides, pero su mérito no disminuirá. Una alegria reinó en mi alma por ser Dios tan
bueno y tan misericordioso; Dios concede todo lo que pedimos con confianza. (Diario de Santa Sor Faustina Kowalska, 208-209)
San José me pidió tenerle una devoción constante. Él mismo me dijo que rezara diariamente tres
oraciones y el Acuérdate [331] una vez al día. Me miró con gran bondad y me explicó lo mucho que está
apoyando esta obra. Me prometió su especialísima ayuda y protección. Rezo diariamente las oraciones
pedidas y siento su protección especial. (Diario, 203)
+ Cuando vine a la Misa de Medianoche, una vez empezada la Santa Misa, me sumergí toda en un
profundo recogimiento en el cual vi el portal de Belén lleno de gran claridad. La Virgen Santísima
envolvía a Jesús en los pañales, absorta en gran amor; San José, en cambio, todavía dormía. Sólo cuando
la Virgen colocó a Jesús en el pesebre, entonces la luz divina despertó a José que también se puso a orar.
Sin embargo, un momento después me quedé a solas con el pequeño Jesús que extendió sus manitas hacia
mí y comprendí que fue para que lo tomara en brazos. Jesús estrechó su cabecita a mi corazón y con una
mirada profunda me hizo comprender que estaba bien así. En aquel momento Jesús desapareció y sonó la
campanilla para (58) la Santa Comunión. Mi alma se desmayaba de alegría. (Diario, 1442)

Acuérdate a San José
MEMORARE A SAN JOSE
(Adaptado por SCTJM)

Acuérdate, oh guardián del Redentor y nuestro amoroso custodio, San José, que nunca se ha escuchado decir que ninguno que haya invocado tu protección o buscado tu intercesión, no haya sido consolado. Con esta confianza acudo a ti, mi amoroso protector, casto esposo de María, padre de los tesoros de Su Sagrado Corazón. No deseches mi ardiente oración, antes bien recíbela con tu cuidado paterno y obtén mi petición….(Aquí se menciona la petición)

Oh Padre, que en tu designio de amor elegiste a San José para ser esposo de la Santísima Virgen y el custodio de los misterios de la Encarnación, concédenos, te imploramos que a través de su paternal intercesión, recibamos las gracias de disponernos con generosidad y humildad de corazón a cumplir tus designios de amor para nuestra vida y para nuestra Familia Espiritual. Amén.

¡San José, llévanos a nuestro hogar, dirige nuestros corazones al Corazón de la Madre y al Corazón del Niño!
San José, Custodio de los Misterios de amor de los Corazones Traspasados…. ruega por nosotros.
www.corazones.org/oraciones/memorare_sjose.htm

¡Acuérdate! ¡Oh castísimo esposo de la Virgen María y dulce protector mío, San José, que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han invocado tu protección e implorado tu auxilio haya quedado sin consuelo!

Animado con esta confianza, vengo a tu presencia y me encomiendo fervorosamente a tu bondad. No desatiendas mis súplicas, oh padre adoptivo del Redentor, antes bien acógelas propicio y dígnate socorrerme con piedad. Amén.
www.tengoseddeti.org/apuntes-del-camino/el-acuerdate-a-san-jose/
Acuérdate, oh ilustre Patriarca San José, y por testimonio de Santa Teresa, tu fiel devota, que jamás se ha oído decir que aquel que invoque tu protección o solicite tu intercesión, no haya recibido consuelo. Lleno de confianza en tu poder, vengo ante ti, mi amadísimo protector, castísimo esposo de María y padre putativo del Salvador de los hombres. No deseches mis súplicas, más bien acógelas y obtén mi petición. Oh Dios, que por Tu Providencia inefable elegiste a San José por esposo de Tu Santísima Madre, Te ruego, que aquel a quien veneramos como nuestro protector en la tierra, pueda ser nuestro intercesor en el cielo, Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.
https://www.tanbooks.com/index.php/oracion-a-san-jose-spanish-prayercard.html
https://www.tekton.info/oracion-acuerdate-san-jose/

martes, 13 de noviembre de 2018

Protestantismo

En esta entrada intentaré responder algunas preguntas que nos hacen los hermanos separados y cómo responder.
Antes de nada, les digo que los hermanos separados son cristianos y los cristianos debemos estar unidos entre nosotros. Cristiano es todo aquel que sigue a Jesucristo y aunque tenemos diferencias entre nosotros hay más cosas que nos unen de las que nos separan..
Las principales preguntas
Santos
Los hermanos protestantes dicen que no hay que alabar a los santos porque al alabarlos dejamos de alabar a Dios.
Esto es falso ya que una verdadera devoción a los santos nos tiene que llevar a Dios, que es el único verdaderamente Santo, es decir fuente de santidad Santo por Sí mismo.
Los católicos le damos un culto distinto a los santos que a Dios, a los santos les damos un culto de Dulía (veneración) y a Dios un culto de Latría (adoración de Doro que significa Dios).
Al rogar a los santos pedimos que rueguen a Dios por nosotros, que es el único que puede dar solución. Algunos católicos dicen que adoran a la Virgen María, esto está mal dicho.
Imágenes
Los hermanos separados dicen que no hay que venerar imágenes porque lo pone en la Sagrada Biblia, es verdad que lo pone pero hay que entenderlo ya que Dios manda después de esto varias veces hacer imágenes https://es.churchpop.com/2018/10/25/ocasiones-en-las-que-dios-mando-hacer-imagenes/
Papa

sábado, 10 de noviembre de 2018

Jornada de la Sagrada Familia


31 de diciembre de 2017

ORACIÓN

Jesús, María y José,
en vosotros contemplamos
el esplendor del amor verdadero,
a vosotros nos dirigimos con confianza.

Sagrada Familia de Nazaret,
haz que también nuestras familias
sean lugares de comunión y cenáculos de oración,
auténticas escuelas del Evangelio
y pequeñas Iglesias domésticas.

Sagrada Familia de Nazaret,
que nunca más en las familias se vivan experiencias
de violencia, cerrazón y división:
que todo el que haya sido herido o escandalizado
conozca pronto el consuelo y la sanación.

Jesús, María y José, escuchad y atended nuestra súplica. Amén.

CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA
Subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la Vida
Añastro, 1•28033 Madrid
familia@conferenciaepiscopal.es

Sagrada Eucaristía

Eucaristía viene del griego y significa "acción de gracias". La devoción a la Sagrada Eucaristía es la devoción a Jesús, presente verdaderamente en el Pan consagrado de la Santa Misa llamado hostia.

En la Consagración del Pan y el Vino en la Santa Misa el Pan y el Vino se transforman verdaderamente en el Cuerpo y la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo, este hecho se llama "transubstanciación".
La Sagrada Eucaristía es el mayor acto de amor de la infinita e inagotable Misericordia de Dios, ya que Dios no sólo se ha hecho hombre en Nuestro Señor Jesucristo en un acto de humillación extrema, sino que también se transforma en Pan para entrar físicamente en nuestro corazón.
Jesús se transforma en el alimento más sencillo, disponible para todos, como prueba que Él ama a todos, pobres y ricos. Jesús en un acto de amor que no merecemos se hace pobre para hacernos ricos, y hacernos estar con Él.
Jesús está verdaderamente presente en las especies sacramentales (el Pan y el Vino) hasta que estas dejan Su forma física, es decir, hasta que el Pan deja de ser Pan por ejemplo disolviéndose en agua y el Vino deja de ser Vino.

La Eucaristía es instituida por Cristo en la Última Cena de Jesús con Sus discípulos, la noche de Su Pasión. En la Eucaristía Jesús se ofrece en un Acto de Puro Amor a Dios Padre por todos, especialmente por los pecadores, y deja el encargo de hacer esto a Sus Apóstoles:
"Este Vino es Mi Sangre derramada por vosotros y por muchos para el perdón de los pecados. Haced esto en conmemoración Mía."
Jesús sufre por nosotros el castigo que merecemos por nuestros pecados, el pecado solo causa muerte tanto el pecado venial como el mortal, Jesús se ofrece por la conversión de nuestros corazones para que dejemos de pecar, para que dejemos de autodestruirá os.
La Iglesia nos invita a ofrecernos con Cristo, por Él y en Él a Dios Padre por la conversión de los pecadores.
Rom 12, 1-2

Os exhorto, por la misericordia de Dios, a presentar vuestros cuerpos como hostia viva, santa, agradable a Dios; éste es vuestro culto razonable. Y no os ajustéis a este mundo, sino transformaos por la renovación de la mente, para que sepáis discernir lo que es la voluntad de Dios, lo bueno, lo que le agrada, lo perfecto.

La devoción a la Sagrada Eucaristía está presente desde los primeros cristianos, prueba de esto es el testimonio de San Justino en el Siglo I al emperador    :


Algunos nombres que se le dan a la Sagrada Eucaristía son: Santísimo Sacramento, Sagrada Hostia, Pan de los Ángeles (recordando el maná que bajó del Cielo en el Antiguo Testamento),

En los primeros tiempos del cristianismo la Sagrada Hostia se colocaba en un ostensorio con forma de Paloma y se colgaba en un lugar alto para si el Templo era profanado que Jesús no lo fuera.
En el Santísimo Sacramento adoramos al Sagrado de Nuestro Señor Jesucristo, un Corazón lleno de Misericordia que quiere que le amemos con todo nuestro corazón como Él nos ama. Ese Corazón está rodeado de las espinas de nuestros pecados que le pinchan y, en vez de castigarnos, nos deja vivir esperando con un ardiente deseo que nos convirtamos y nos arrepintamos por todos nuestros pecados confiando en Su insondable e infinita Misericordia.
Las condiciones para que la Consagración sea válida son


Debemos tomar a Jesús en la Santa Comunión todas las veces que podamos, ya que cuanto más estemos unidos a Jesús con la Santa Comunión más estaremos preparados para estar con Jesús en la vida eterna.
Como Jesús dijo a Santa Sor Faustina:
"No dudes en tomarme siempre que puedas en la Santa Comunión, a menos que estés segura de haber caído gravemente."
En la Eucaristía se adora a Jesús y, a través de Él se adora a Dios Padre y a Dios Espíritu Santo. Algunas formas de adorar a Jesús en la Sagrada Eucaristía son la Hora Santa que es 1 hora de adoración o en un Cenáculo Eucarístico que es un tiempo algo menor.
La Sagrada Eucaristía es fuente de vida y santidad.
¡Acusamos siempre a este gran regalo que Dios nos ha dado!
Tomemos a Jesús en la Sagrada Comunión todos los días ya sea sacramentalmente, o si no podemos, espiritualmente.
Para tomar a Jesús espiritualmente se pueden rezar oraciones de Comunión espiritual.

ORACIÓN

Dios omnipotente y eterno, que quisiste que Tu Hijo sufriese por la salvación de todos, haz que, inflamados en Tu amor, sepamos ofrecernos a Ti como hostia viva. Por nuestro Señor Jesucristo.

Santo Oficio 19/10/2018

martes, 6 de noviembre de 2018

Santa Misa

Los Santos,
la Eucaristía y la
Misa   

La vida de TODOS los santos se centra en la Eucaristía. Meditemos algunos ejemplos entre ellos.Editado por SCTJMVer también: Dichos de los santos
La Eucaristía según los santosSanta Angela de Foligno"Si tan solo pausáramos por un momento para considerar con atención lo que ocurre en este Sacramento, estoy seguro que pensar en el amor de Cristo por nosotros transformaría la frialdad de nuestros corazones en un fuego de amor y gratitud."
San Agustín:
"Cristo se sostuvo a si mismo en Sus manos cuando dio Su Cuerpo a Sus discípulos diciendo: "Este es mi Cuerpo". Nadie participa de esta Carne sin antes adorarla"


"Reconoce en este pan lo que colgó en la cruz, y en este caliz lo que fluyó de Su costado... todo lo que en muchas y variadas maneras anunciado antemano en los sacrificios del Antiguo Testamento pertenece a este singular sacrificio que se revela en el Nuevo Testamento" -Sermón 3, 2; Circa 410 A.D.
San Efrén:
Oh Señor, no podemos ir a la piscina de Siloé a la que enviaste el ciego. Pero tenemos el cáliz de tu Preciosa Sangre, llena de vida y luz. Cuanto mas puros somos, mas recibimos.
San Francisco de Sales:"Cuando la abeja ha recogido el roció del cielo y el néctar de las flores mas dulce de la tierra, se apresura a su colmena. De la misma forma, el sacerdote, habiendo del altar al Hijo de Dios (que es como el rocío del cielo y verdadero hijo de María, flor de nuestra humanidad), te lo da como manjar delicioso"
San Juan Bosco: 
"El objetivo principal es promover veneración al Santísimo Sacramento y devoción a María Auxilio de los Cristianos. Este título parece agradarle mucho a la augusta Reina del Cielo"

San Juan Eudes:
"Para ofrecer bien una Eucaristía se necesitarían tres eternidades: una para prepararla, otra para celebrarla y una tercera para dar gracias".
San Alfonso Ligorio:"Tened por cierto el tiempo que empleéis con devoción delante de este divinísimo Sacramento, será el tiempo que más bien os reportará en esta vida y más os consolará en vuestra muerte y en la eternidad. Y sabed que acaso ganaréis más en un cuarto de hora de adoración en la presencia de Jesús Sacramentado que en todos los demás ejercicios espirituales del día." 
San Cirilo de Jerusalén:"Así como dos pedazos de cera derretidos juntos no hacen más que uno, de igual modo el que comulga, de tal suerte está unido con Cristo, que él vive en Cristo y Cristo en él."
San Ignacio de LoyolaPreparando el altar, y después de revestirme, y durante la Misa, movimientos internos muy intensos y muchas e intensas lágrimas y llanto, con frecuente pérdida del habla, y también al final de la Misa, y por largos períodos durante la misa, en la preparación y después, la clara visión de nuestra Señora, muy propicia ante el Padre, hasta tal grado, que las oraciones al Padre y al Hijo y en la consagración, no podía sino sentir y verla, como si fuera parte o la puerta, para toda la gracia que sentía en mi corazón. En la consagración de la Misa, ella me enseñó que su carne estaba en la de su Hijo, con tanta luz que no puedo escribir sobre ello. No tuve duda de la primera oblación ya hecha"
La MISA según los santos
El santo cura de Ars, San Juan María Vianney:
“Si conociéramos el valor de La Santa Misa nos moriríamos de alegría”.
"Sí supiéramos el valor del Santo Sacrificio de la Misa, qué esfuerzo tan grande haríamos por asistir a ella".
"Qué feliz es ese Ángel de la Guarda que acompaña al alma cuando va a Misa".

"La Misa es la devoción de los Santos".
San Anselmo: “Una sola misa ofrecida y oída en vida con devoción, por el bien propio, puede valer más que mil misas celebradas por la misma intención, después de la muerte.”

Santo Tomás de Aquino: "La celebración de la Santa Misa tiene tanto valor como la muerte de Jesús en la Cruz".
San Francisco de Asís: "El hombre debería temblar, el mundo debería vibrar, el Cielo entero debería conmoverse profundamente cuando el Hijo de Dios aparece sobre el altar en las manos del sacerdote".

Santa Teresa de Jesús: "Sin la Santa Misa, ¿que sería de nosotros? Todos aquí abajo pereceríamos ya que únicamente eso puede detener el brazo de Dios. Sin ella, ciertamente que la Iglesia no duraría y el mundo estaría perdido sin remedio".
En cierta ocasión, Santa Teresa se sentía inundada de la bondad de Dios. Entonces le hizo esta pregunta a Nuestro Señor: “Señor mío, “¿cómo Os podré agradecer?” Nuestro Señor le contestó: “ASISTID A UNA MISA”.
San Alfonso de Ligorio: "El mismo Dios no puede hacer una acción más sagrada y más grande que la celebración de una Santa Misa".

Padre Pío de Pieltrecina: "Sería más fácil que el mundo sobreviviera sin el sol, que sin la Santa misa"
La Misa es infinita como Jesús... pregúntenle a un Angel lo que es la misa, y El les contestará, en
verdad yo entiendo lo que es y por qué se ofrece, mas sin embargo, no puedo entender cuánto valor tiene. Un Angel, mil Angeles, todo el Cielo, saben esto y piensan así".
San Lorenzo Justino:"Nunca lengua humana puede enumerar los favores que se correlacionan al Sacrificio de la Misa. El pecador se reconcilia con Dios; el hombre justo se hace aún más recto; los pecados son borrados; los vicios eliminados; la virtud y el mérito crecen, y las estratagemas del demonio son frustradas.

San Leonardo de Port Maurice: "Oh gente engañada, qué están haciendo? Por qué no se apresuran a las Iglesias a oír tantas Misas como puedan? Por qué no imitan a los ángeles, quienes cuando se celebra una Misa, bajan en escuadrones desde el Paraíso y se estacionan alrededor de nuestros altares en adoración, para interceder por nosotros?".
"Yo creo que sí no existiera la Misa, el mundo ya se hubiera hundido en el abismo, por el peso de su iniquidad. La Misa es el soporte poderoso que lo sostiene ".
“una misa antes de la muerte puede ser más provechosa que muchas después de ella…
San Felipe Neri:"Con oraciones pedimos gracia a Dios; en la Santa Misa comprometemos a Dios a que nos las conceda ".
San Pedro Julián Eymard:"Sepan, oh Cristianos, que la Misa es el acto de religión más sagrado. No pueden hacer otra cosa para glorificar más a Dios, ni para mayor provecho de su alma, que asistir a Misa devotamente, y tan a menudo como sea posible ".

San Bernardo"Uno obtiene más mérito asistiendo a una Santa Misa con devoción, que repartiendo todo lo suyo a los pobres y viajando por todo el mundo en peregrinación ".
San Francisco Javier Bianchi: "Cuando oigan que yo no puedo ya celebrar la Misa, cuéntenme como muerto".

San Buenaventura: "La Santa Misa es una obra de Dios en la que presenta a nuestra vista todo el amor que nos tiene; en cierto modo es la síntesis, la suma de todos los beneficios con que nos ha favorecido".

"Hay en la Santa Misa tantos misterios como gotas de agua en el mar, como átomos de polvo en el aire y como ángeles en el cielo; no sé si jamás ha salido de la mano del Altísimo misterio más profundo."

San Gregorio el Grande: "El sacrificio del altar será a nuestro favor verdaderamente aceptable como nuestro sacrificio a Dios, cuando nos presentamos como víctimas".

Cuando Santa Margarita María Alacoqueasistía a la Santa Misa, al voltear hacia el altar, nunca dejaba de mirar al Crucifijo y las velas encendidas. Por qué? Lo hacía para imprimir en su mente y su corazón, dos cosas: El Crucifijo le recordaba lo que Jesús había hecho por ella; las velas encendidas le recordaban lo que ella debía hacer por Jesús, es decir, sacrificarse consumirse por El y por las almas.

San Andrés Avellino:
 "No podemos separar la Sagrada Eucaristía de la Pasión de Jesús".